23- Y si no tengo pelo… si seré mujer?

la foto

Hace muchos días recibí una llamada de una mujer que no conocía.  Venía recomendada por alguien cercano y se estaba enfrentando recientemente a la batalla del cáncer de seno.

Estaba en sus primeros días, en los que el tiempo del reloj no corre en el día y mucho menos en las noches, esos en los que no existe otro pensamiento diferente y la cabeza esta llena de preguntas sin respuesta.

Me hizo muchas de ellas, las mismas que todas tenemos al enfrentar esa situación, preguntas cargadas de miedos, de angustias… Algunas incluso una vez respondidas eran preguntadas de nuevo, seguramente no era la respuesta que quería oír y quería darle una segunda oportunidad a ver si por “arte de magia” era diferente.

Le respondí con comprensión y mucho amor cada una de ellas, desde mi experiencia (pues no soy médica) hasta que llegó al tema que después del miedo a morirnos para nosotras las mujeres quizás es mas difícil: La caída del pelo.

Ella, albergaba la esperanza que fuera una entre miles que la quimioterapia roja le conservaba su pelo.  Yo también la tuve, incluso como se demoró en caerse el mío mas días de lo previsto, llegué a pensar que no me iba a pasar.

Yo, sin querer asegurarlo, pues los milagros existen, quise ubicarla un poco en la realidad para que fuera poco a poco haciendo el desprendimiento de esta parte del proceso que además es bien bonito y enriquecedor.

Finalmente llegó la pregunta:

“Y si no tengo pelo, si seré mujer?

Que tal la pregunta?  … Si seré mujer?  Como si la feminidad, el don que nos dieron de poder generar vida, la capacidad de amar sin limites, la ternura y el corazón con capacidad ilimitada estuviera concentrado por fuera y no por dentro de la cabeza.

Que dolor sentí de ver como nuestra sociedad nos ha logrado convencer que si no tenemos pelo, que si no tenemos senos o bonitas caderas dejamos de serlo. Una realidad inevitable y lo mas triste una pregunta tan común, una pregunta que yo también me hice en su momento.

Ella, con una transformación radical en su tono de voz, donde lograba yo interpretar la angustia que le generaba sufrir cada uno de estos cambios  físicos del tratamiento teniendo un poco mas de 30 años, empezó a darme todas las razones de porque era tan duro para ella:

-Es que tu no sabes como es mi pelo, es largo … hermoso.

-El mío también era, le dije.

-Pero es que el mío es sano y brillante, no te imaginas…

-El mío también era igual.

-No sabes cuanto le he invertido en tratamientos y en cuidados para poder mantenerlo así.

-Te entiendo porque yo hacia lo mismo, respondí.

En fin, ella, después de tratar de demostrarme que su problema era mas grande que el mío, que al igual que muchas de nosotras tenia el síndrome de Sansón que creía que  toda su fuerza estaba en el, logró entender que su problema es el igual al de todas, que su dolor y su miedo a dejar de ser mujer varias lo hemos vivido y que el temor a enfrentarse al espejo diariamente y sentirse como acabada de nacer es difícil.

Pues si, una realidad, una situación que si no enfrentamos con amor nos dará  bastante duro mientras pasan los meses del tratamiento y muchos, pero muchos después mientras vuelve a crecer y recupera (posiblemente) su color y textura anterior.

Hoy, me convenzo mas que haber prescindido de la peluca fue mi mejor decisión. Enfrentar mi realidad las 24 horas del día y no tener una puñalada en el estomago cada que llegara a mi casa y me quitara el disfraz para que saliera la verdadera Lina.  Me encantó demostrarle a mi ego que soy mas que eso, que el pelo es un accesorio que está o no está y que sin el saldrá “el casco del verdadero guerrero” como dice Jorge Franco.

Nunca me imagine que yo, Lina Hinestroza, que tenia en mi pelo  la seguridad de mi feminidad, de mi belleza como mujer, lograra desapegarme tanto de el.

No voy a negar que cuando lo veo en las fotos lo anhelo, tampoco puedo evitar mirarlo  y envidiarlo a cuanta mujer tengo al frente, pero hoy lo veo como un verdadero accesorio, que existe o no existe y que en el no estará concentrada ni mi feminidad  ni mi alegría, ni mucho menos mi “ser mujer”.

Descubrí mi cara, aprendí a maquillarme los ojos  y cejas para darles expresión. Tuve que comprar  lápiz de ojos porque ni eso tenia y cuando empezaron a desaparecer las pestañas si que me sirvió. Aprendí a manejar la sombra en las cejas  para “despistar el enemigo” y ha funcionado bastante bien.

Pero hoy, sin pelo me siento mas mujer y femenina que nunca, mis ojos siempre están maquillados y mi boca de color. Y cuando estoy calva en la calle y siento las miradas de compasión de cualquier “peluda” en una caja registradora, un ascensor o cualquier parte;  pido a Dios que detrás de esa mirada de lástima  haya quedado el mensaje en ella que es hora de chequearse,  de pedir esa cita que hace tiempos está por pedir para su control anual .

Si esa mujer que me miro dos veces cuando pasé por su lado, recordó a su hermana y su mamá que lo hicieran, y si además por esa razón llegó a tiempo a librar esta batalla,  ahí si me sentiré como Sansón, ahí si entenderé la fuerza y el poder que tiene el pelo…  pero sobretodo el no tenerlo.

@linahinestroza

Advertisements

8 thoughts on “23- Y si no tengo pelo… si seré mujer?

  1. Admiro profundamente, la entereza, el valor, la inteligencia para afrontar el reto que te puso la vida. He seguido este blog y cada vez me gusta mas.

    El pelo en las mujeres es algo de respeto, no hace mucho pase por el proceso de dejar mis canas, no mas tinturas, el paso del tiempo se debe enfrentar, que susto el de todas mis allegadas, verse reflejadas en mi cabello. Estoy feliz con mi pelo, un corte un maquillaje, y los que ven una vieja, de malas.

    Hace unos años por una alergia se me cayeron las Uñas, volvieron a nacer, aprendí a no mirar y juzgar las personas por el cuidado de manos y pies, Las nuevas uñas no son tan fuertes, tienen rayas, se quiebran , toca asumir el cambio

    Todas las mujeres debemos seguir adelante con los diferentes retos que nos va poniendo la vida, Los hijos crecen se van, las arrugas llegan, las enfermedades llegan y se van, nos podemos quedar solas. Aprendamos a poner una sonrisa tan linda como la de LINA

  2. Lina, felicitaciones nuevamente por el website.
    Yo también me identifico con la situación, pues como tú estoy pasando por este proceso, (recién el viernes recibí mi última quimioterapia). Durante estos seis meses el cabello, las cejas y las pestañas se cayeron… Fue duro, pero cada día me motivaba el hecho de estar viva y con toda mi familia apoyandome; descubrí que aunque hubo pérdidas, gané la fortaleza, entereza y sensibilidad que no me venderían ni encontraría en ninguna sala de belleza, que todo eso me permitiría seguir relacionandome con el mundo, sin temor, pues contaba con la alegría de estar recibiendo una nueva oportunidad de vida.
    Hoy me siento feliz, y no por el hecho de haber terminado la quimioterapia, sino por sentirme más libre de mente, razón y corazón, por el hecho de ver en los demás el ser humano que son y no lo que parecen.

    Un abrazo y ¡gracias porque ya somos más las mujeres que pensamos así!

  3. Este post está campeón y te repito lo que te escribí en tu facebook…La belleza no está en el espejo donde todos la buscan, está en el corazón donde pocos saben llegar… Muy lindas y ciertas tus palabras…Te admiro un montón…

  4. Linita , hermanita de Vito que te vimos desde antes de….que nacieras y ya sabíamos que venia la reina y como Isabel de Inglaterra, sin melena demostró ser la reina mas grande.Así que mira con las bobadas que te van a salir!!! LA CORONA SE LLEVA EN EL ALMA Y SE PONE EN LA CABEZA, NO EN EL PELO. BESOS

  5. Hola Lina, te he visto en muchos programas de televisión; nunca cambió de canal, pues es maravilloso oír tus testimonios de vida y admirar tu valentía; me quito el sombrero ante usted Doña Lina !
    Le escribo por que hay un tema relativo al cáncer de seno, que me tocó vivir hace poco: somos dos mujeres y dos hombres hermanos; hijos de MADRE, quien murió de cáncer de seno; lógico las hijas mujeres muy pendientes de nuestros controles, y a la fecha bien. Pero, oh sorpresa !!! A UN HERMANO HOMBRE , LE ACABA DE DAR CÁNCER DE SENO: 25 Quimioterapias, luego Cirugía, luego Radioterapias, ni sé cuantas por Dios ! Gracias a Dios el Cáncer está en Remisión.

    Le suplico, que en sus testimonios y entrevistas haga la ” cuñita ” para que los HOMBRES sepan que no son inmunes a éste cáncer, y deben tener iguales precauciones , sobre todo cuando les viene por herencia.

  6. Maravilloso el blog. Una luz de esperanza para las personas que padecen la enfermedad, una voz de aliento, de energía, de vitalidad. Mil gracias por compartir estas experiencias. siempre he dicho que la belleza no es lo que vemos, belleza es lo que sale de lo más profundo del corazón y asi lo reflejas, no necesitamos pelo para vernos bellas!

  7. Un placer conocer a Lina Hinestroza mi Partner el destino nos unió aun no se para que aunque estoy segura algún día lo sabré. .. te admiro, agradezco lo que me permitieron sentír en C. E. Jamás los olvidaré y recuerda siempre que cuentas conmigo, el acompañamiento que damos sana lo que muchos tienen y probando no se pierde nada pero si se puede ganar mucho 3146553719

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s