8- El catéter, la quinta maravilla

Por las características de mi cáncer el protocolo fue de 16 quimioterapias :4 Rojas (cada 3 semanas) y después 12 blancas semanales. Aproximadamente unos 6 meses de tratamiento si los tiempos funcionan correctamente y las defensas juegan a nuestro favor.

Fue entonces, por recomendación de un par de amigas que habían pasado por la misma situación, que me recomendaron el uso del catéter en una vena grande de la parte superior del pecho para la administración de la quimioterapia,  así me evitaría que las venas se me deterioraran con tantas sesiones y sería todo mucho mas fácil.

Excelente recomendación, investigamos muy bien antes de hacerlo pues como llega directo a la subclavia podría ser un canal de infecciones inmediato, pero el resultado en pacientes mostró que ha sido muy exitoso.

Tenerlo durante el tratamiento ha sido una bendición, es un cuerpo extraño que se introduce en una cirugía muy sencilla con anestesia general y que puede permanecer por meses o años sin causar ningún daño.

Al principio se siente una pequeña molestia, pero con el paso de los días se olvida que existe.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s